El Primer Paso. Parte I:

 

En nuestro artículo anterior os hemos comentado los aspectos fundamentales a tomar en cuenta, para poder proceder a la ejecución de proyectos relativos al Pintado de Fachadas.

 

En esta nueva entrega de nuestro Blog, os comentaremos las bases y las técnicas necesarias para efectuar el primer paso fundamental para el Pintado de Fachadas, siendo éste el tratamiento de las paredes o de las superficies a pintar.

 

En este sentido, el primer paso en todo trabajo de este tipo es el tratamiento de las paredes exteriores sobre las cuales vamos a trabajar, a diferencia de cuando vamos a ejecutar trabajos sobre las paredes interiores de una casa o edificación.

 

Esto se debe a que las paredes exteriores están en contacto con una serie de elementos externos tales como el viento, el sol y otros factores climatológicos (como la lluvia, la nieve, la aguanieve, el granizado, etc.), los cuales afectan notablemente la apariencia e integridad  de las fachadas de las viviendas.

 

En el caso de las fachadas colindantes con áreas verdes, como por ejemplo las paredes contiguas a jardines y terrenos abiertos, muchas veces puede observarse la formación de musgo en las mismas.

 

En estas situaciones, para poder hacerle el tratamiento correcto a esas paredes exteriores, es necesario rascar todo el musgo que se ha formado en ellas, con la finalidad de eliminarlo por completo.

 

Posteriormente, debe aplicarse un producto especial anti-musgo, lo cual puede hacerse con una brocha o con la pistola de pintar.

 

Este producto anti-musgo se debe aplicar y dejar actuar por lo menos durante 24 horas, antes de proceder a cepillar la pared, para continuar posteriormente a aplicar el fijador de pared y así evitar el descascaro de la misma.

 

Otra de las cosas que pueden observarse son las conocidas eflorescencias, o comúnmente llamadas manchas de humedad, las cuales también hay que tratar adecuadamenteantes de proceder a pintar.

 

Este tipo de sales se originan por el salitre y para tratarlas es necesario eliminarlas utilizando un cepillo duro de nylon. Después de esto, y antes de pintar, se aplican productos especiales de fijación haciendo uso de una brocha ancha.

 

Asimismo debe observarse si en la pared o fachada hay la existencia de fondos harinosos, que no es más que el polvo blanco que queda y que podemos apreciar cuando pasamos la mano por la superficie de la pared.

 

Para evitar estos fondos harinosos, puedes tratar la superficie con un producto de fijación especial, el cual se aplica con la ayuda de una brocha.

 

Este tipo de fijador debe ser aplicado ligeramente y evitando el exceso, puesto que esta clase de productos tiene la propiedad de disminuir la adherencia de la pintura con la que vamos a trabajar.

 

Para cualquier reforma o trabajo que necesites, solicita tu presupuestos, sin ningún compromiso, para que puedas tomar tu mejor decisión.

 

Ponte en contacto con nosotros y te brindaremos el mejor presupuesto para la ejecución de tus proyectos.

 

    

 

   

 

Teléfono:  +34638968354