Uno de los materiales más comúnmente utilizados en la arquitectura es la madera.

 

La madera es un elemento de construcción sumamente cálido, que además tiene la propiedad de funcionar como un gran aislante térmico.

 

De hecho, por estas excelentes cualidades, la madera es un recurso muy utilizado en las construcciones de viviendas o de edificaciones, que se localizan en zonas donde el clima es considerablemente frío.

 

Además, la madera también es empleada para revestir las fachadas, especialmente por su aporte en la belleza visual de las mismas.

 

Cuando se desee Revestir las Fachadas con Madera, hay que tener presente algunas consideraciones de gran importancia.

 

En este sentido, hay que saber elegir el tipo de madera que se va a utilizar, tomando en cuenta las características, las ventajas y las desventajas de las mismas.

 

Además, según la especie de madera que se vaya a emplear, es importante aplicarle adecuadamente algún método de protección especial.

 

Precisamente, siempre que se desee Revestir las Fachadas con Madera, debemos tomar en cuenta aspectos muy importantes para garantizar la calidad y durabilidad del trabajo ejecutado.

 

Para empezar, hay que saber elegir la especie de madera que se va a utilizar, y el uso y el riesgo asociado a la misma.

 

Según el Código Técnico de la Edificación, CTE, existen cinco clases de riesgos determinados según el uso de la madera:

 

Riesgo por uso número 1:

 

Cuando la madera está protegida y la misma no se expone a la humedad.

 

Riesgo por uso número 2:

 

Cuando la madera está protegida frente a los agentes externos, pero las condiciones ambientales que la rodean favorecen su contacto continuo con la humedad.

 

Estos casos suceden, por ejemplo, cuando se trata de madera en una piscina cubierta.

 

Riesgo por uso número 3:

 

Cuando la madera se encuentra al descubierto, rodeada de humedad, pero donde la misma no toca el suelo de forma directa.

 

Riesgo por uso número 4:

 

Cuando la madera se encuentra en contacto directo con el suelo o con el agua dulce.

 

En estos casos se expone a una humidificación en la que se supera, de forma continua, un contenido de humedad alrededor del material del 20 por ciento.

 

Riesgo por uso número 5:

 

Cuando la madera está en el exterior y se encuentra siempre en contacto con el agua salada.

 

En este caso, el contenido de humedad, de forma continua, alrededor del material supera el 20 por ciento.

 

Generalmente, de los cinco riesgos expuestos anteriormente, la madera esta mayormente amenazada por el riesgo por uso número 3.

 

En este caso, para evitar el deterioro del material, es importante seleccionar una madera con buena durabilidad de forma natural.

 

También es importante realizar un detalle constructivo adecuado, que contribuya a la evacuación del agua de la lluvia y a la correcta ventilación del material.

 

Tomando en cuenta todos los factores mencionados anteriormente, se puede garantizar una vida útil considerablemente mayor para las maderas empleadas en nuestros trabajos de construcción. 

 

En Vertical Balear S.L. somos especialistas en la ejecución de trabajos verticales de alta presión, realizados por profesionales altamente cualificados en el área.

 

Nuestra gran experiencia nos permite ofrecer servicios de excelente calidad, al mejor precio del mercado.

 

Para cualquier reforma o trabajo que necesites, solicita tu presupuesto, sin ningún compromiso, para que puedas tomar tu mejor decisión.

 

Ponte en contacto con nosotros y te brindaremos el mejor presupuesto para la ejecución de tus proyectos.

 

Teléfono:  +34638968354